En esta oportunidad el Técnico Carlos Barquero hace un pequeño resumen del sistema Common Rail y los principales puntos que debemos revisar cuando tenemos fallas en este sistema.

El sistema de inyección Diesel Common Rail se basa en una bomba de alta presión que es pilotada por el ECM a través de un juego de electro válvulas, dicha activación es mediante la modulación por ancho de pulso (PWM), que al inicio del arranque se activa desde 0 hasta un 50% de ciclo de trabajo buscando la presión de arranque, aproximadamente unos 300 bar.


Una vez arrancado el motor se estabiliza a 20% de activación para mantener la presión en un conducto común o riel, que si alguno ha dado un vistazo tiene las tuberías de los inyectores, una electro válvula y un sensor de presión de riel, que se diferencian porque un conector tiene dos lineas (electro válvula) y el otro tres (sensor de presión de riel). El dato importante es que este sensor es del tipo piezoeléctrico lo que una variación de presión conlleva a un cambio de tensión el cual es de 0.5V para un cero de presión y 4.5V para el máximo de presión que ronda los 1200 bar y en otros sistemas hasta los 2000 bar, el punto en esto es que se convierte en un manómetro electrónico donde el cable central del conector es la señal del sensor, se puede medir con un multímetro y si se pone el contacto debe tener el valor de 0.5V , y en arranque del motor se debe verificar que la tensión aumente entre 1V a 1.2V, con esa tensión hay suficiente presión para que el motor arranque (aproximadamente 300 bar).
También es importante recordar que si no llega combustible a la bomba de alta presión, nunca va a dar arranque, hay que revisar muy bien el sistema de baja presión que puede ser impulsado por una electro-bomba desde el depósito, donde el sistema es muy similar al de inyección gasolina, (relé, fusible, tuberías, electro-bomba, tuberías etc.) o también puede tener una bomba de transferencia de lóbulos en la misma bomba de alta presión.
Existen dos tipos de inyectores, los bobinados y los piezoeléctricos.
Los inyectores del tipo bobinados normalmente su valor en ohm de la bobina es de 0.2 ohm por lo que la activación directa con 12V de fuente produce la destrucción de la misma. Estos inyectores son activados a 80V desde el ECM y puede tener dos inyecciones y hasta tres en un evento; los pulsos de activación son de muy corta duración aproximadamente 500 micro-segundos, la cual es posible comprobar con un osciloscopio. La estrategia de activación es desequilibrar una cámara que se encuentra a alta presión, con la activación de la electro-válvula del inyector, el desequilibrio permite el levantamiento de la punta de inyección venciendo al resorte tarado, estos inyectores hacen el desequilibrio de presión hacia retorno.
Los sistemas de inyección Diesel son muy sensibles a las señales del CKP y CMP, sin alguna de ellas muchas veces ni arranca el motor, una vez que estas señales son recibidas por el ECM procede con el control de las electro-válvulas y la activación de los inyectores, estos sistemas manejan mucha presión pero