En la primera entrega de esta serie, vimos los principales criterios para que puedas escoger un osciloscopio automotriz con los parámetros técnicos apropiados de acuerdo a tu necesidad.  En el video de hoy, veremos estos conceptos aplicados a la práctica y que no todo lo que brilla es oro.

¿Cuáles criterios son básicos a la hora de escoger un osciloscopio automotriz?

Estos son los más importantes en nuestro criterio:

  • Velocidad de muestreo
  • Ancho de banda
  • Número de canales
  • Tipo de interfase

Y por supuesto el precio y la calidad del instrumento pero esos son parámetros que no necesitan mencionarse porque son subjetivos a la realidad de cada uno.

Entonces hemos hecho una comparación práctica para ver si lo que los osciloscopios dicen en sus especificaciones técnicas es cierto y tomamos un Hantek 1008C, un Hantek 6254, un CA15 de Autoland Scientech, un D-Scope2 de Brian Bee, un Micsig tBook Mini y un Fluke 192B.  En todas las pruebas encontramos fortalezas y debilidades de los equipos pero lo importante es entender que el mejor equipo es aquel que se adapte a mi nivel técnico (conocimiento), presupuesto y área de trabajo.  Es decir que no hay un mejor equipo para todos, sino que muchas veces la respuesta aunque parezca imprecisa va a ser «depende».   Por ejemplo, si soy un técnico sin experiencia, con un presupuesto limitado y apenas estoy iniciando en el campo del diagnóstico automotriz, entonces podría ser mejor un equipo básico y económico como el Hantek 1008.  Por el contrario, si soy un técnico avanzado y lo que quiero es comprar un osciloscopio potente porque ya poseo el Hantek 1008 entonces un Picoscope, Micsig o Fluke quizá sean mi mejor opción.

Recapitulando «El mejor equipo es aquel que se adapte a mi nivel técnico, presupuesto y área de trabajo» la última palabra la tienes tú con solo utilizar los criterios que aprendemos en este vídeo.

¡Sigue adelante!